30 jul. 2016

Desenmascarando a Disney: La bella durmiente del bosque




 ¡Holi, holiiiiis por aquí! 
Al fin llegó el fin de semana, ¿qué tal se os presenta a vosotros? A mi las vacaciones se me acaban, creí que tendría hasta septiembre, pero no, el lunes empiezo ya con la rutina xc 
Pero bueno, aquí estamos como el sábado pasado donde empezamos con esta nueva iniciativa, que por si no lo sabéis, os lo recuerdo, está sacada de la cabecita de Carol del blog Inmarcesiblemente Etérea, en la que cada semana cogeremos un cuento de Disney y lo compararemos con aquellas historias que lo precedieron, a ver cuanto nos tuvo engañados Walt Disney con toda esa cosa de los príncipes azules, los pajaritos que cantan y el "fueron felices y comieron perdices". 

La semana pasada comparamos las historias de Disney, Charles Perrault y Los hermanos Grimm, sobre el cuento de La Cenicienta, así que, esta semana, tal cual reza en el nombre de la entrada, hoy os traigo por aquí una historia de lo más interesante todavía, sobre La bella durmiente del bosque. 

¿Qué decís? ¿Me acompañáis una vez más a desenmascarar a Disney? 



Empezaremos recordando como era el cuento que nos traía Disney. Esa historia que empezaba con el nacimiento de la princesa del reino y esa gran fiesta que organizaron sus padres, el rey y la reina, invitando a todo el reino para celebrarlo.
En medio de dicha celebración, se presentó un hada malvada, y enfadada porque, al parecer, habían "extraviado" su invitación, maldijo a la princesita con que al cumplir dieciséis años, la joven se pincharía con una rueca y moriría. (Bonito regalo, eeh? Vamos, lo que toda chica quiere al cumplir dieciséis años, encontrar la muerte de un simple pinchazo(?). 
Pero, no fue ese el único regalo que tuvo Aurora en su bautizo, pues al escuchar la maldición, tres hadas buenas que se encontraban en la fiesta, decidieron, si bien no anular el maleficio, sí contrarrestrarlo, haciendo que en vez de morir, la princesa solamente durmiera 100 años a la espera de que un apuesto príncipe la despertara con un beso de amor verdadero. ¿No está mal, eeh? Al menos ya le aseguran un novio(?). 
Pues bien, el rey, ante este detalle de la rueca, prohíbe en todo el reino, cualquier aparato de estos, con el fin de que al cumplir la edad establecida, su pequeña hija no tenga la oportunidad de encontrarse con ninguno y por ende no se pinche y lleve a cabo la maldición del sueño a la que está predeterminada. Lo que no sabe es que Maléfica, el hada malvada, tiene otros planes y el día de su cumpleaños, pone en la torre más alta del castillo una rueca con una aguja encantada, la cual atrae a la curiosa princesa hasta su encuentro, se pincha y cae en un profundo sueño hasta que al cabo de los años, aparece un príncipe de un reino lejano, y sin conocerla ni nada, (oye! que la chica era guapa >.<), la despierta con un beso, se casan y viven felices por siempre comiendo perdices.


Si bien en el cuento de La cenicienta, Charles Perrault, nos traía una historia muy similar a la de Disney y no vimos la parte más oscura hasta llegar a la versión de Los hermanos Grimm, en La bella durmiente del bosque, Perrault nos sorprende con su versión de 1697, donde nos podemos encontrar al principio una historia muy parecida a la de Disney, aunque podemos apreciar algunas diferencias con el cuento de Disney, tales como el número de hadas del reino, dejamos de lado a Primavera, Flora, Fauna y Maléfica, para encontrarnos con ni nada más ni nada menos que con 8 hadas, 7 buenas las cuales son invitadas a la fiesta del nacimiento de la princesa y otra hada a la que todos dan por muerta o hechizada pues hace algunos años que no sale de su castillo.

Como en las demás versiones, esto no le hace demasiada gracia a esta hada mala, a pesar de que el rey, a diferencia de las otras versiones, sí procura enmendar su error y le procura un lugar en la mesa, pero claro, solo ha mandado a hacer 7 estuches con cubiertos de oro, por lo que ahora le falta uno, y eso a la octava hada no le hace ni pizca de gracia, por lo que es cuando le da su regalito a la pequeña princesa en forma de maldición.

Sin embargo, poco a poco, va tomando forma convirtiéndose en un popurrí de historias, apareciendo en ella, un enanito con botas de siete mil leguas, carros tirados por dragones y para poner un broche final oscuro, un cazador que engaña a la reina, quien tiene descendecia de ogros, salvando así a la princesa y sus descendientes de ser comidos por ella.


Moraleja:

Esperar algún tiempo para hallar un esposo rico, galante, apuesto y cariñoso parece una cosa natural pero aguardarlo cien años en calidad de durmiente ya no hay doncella tal que duerma tan apaciblemente. 
La fábula además parece querer enseñar que a menudo del vínculo el atrayente lazo no será menos dichoso por haberle dado un plazo y que nada se pierde con esperar; pero la mujer con tal ardor aspira a la fe conyugal que no tengo la fuerza ni el valor de predicarle esta moral.








La versión de Los hermanos Grimm, en 1812, a diferencia de la semana pasada con La Cenicienta, esta vez es la que le sigue más de cerca al clásico de Disney.

También como diferencia aquí nos encontraremos con trece hadas, incluida la malvada. La princesa será criada por sus padres, en vez de por las hadas y es algo más "realista" pues ya no nos encontramos con dragones y ni botas mágicas que nos hacen andar kilómetros en tan solo un par de pasos. Sin embargo, a diferencia de Perrault, aquí todavía vemos al príncipe despertando a la princesa con un beso y nos encontramos con un final de cuento de hadas que no me esperaba encontrar viniendo de los Grimm, por lo que en esta ocasión me quedo con la versión de Charles Perrault.







Y aquí viene la historia original de esta fábula. Originaria de Italia  en 1634 por Giambattista Basile, en su colección Pentamerón, en el que se recoge varias versiones originales de cuentos de hadas y en el que Charles Perrault se inspiró a la hora de crear sus propias versiones.

La versión original de La bella durmiente del bosque, se conoce más comúnmente con el nombre de: Sol, Luna y Talía.

Después de leer esta versión italiana sobre esta fábula, el único que siguió el patrón fue Perrault, ya que, si bien esta versión original es mucho más oscura y escabrosa que la que el autor francés nos muestra con ogros come niños y nos la suaviza bastante, se puede apreciar en muchos detalles que está inspirada en la misma.



Dicen que la gente afortunada, mientras yace en la cama, por la Fortuna es consagrada.


Sin duda y tal y como dije antes, en esta ocasión me quedo con la versión de Charles Perrault, nos aleja bastante de los algodones y arco iris de Walt Disney aunque sin pasarse tampoco >.<
Y vosotros, ¿con cual os quedáis? 




6 comentarios:

  1. ¡Hola guapa! Yo por supuesto me quedo con la versión de los Grimm. Tendré que leer la versión italiana porque no sabía que había una.
    Un beso<3

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Aunque parezca mentira, a pesar de que la más macabra es la de Sol, Luna y Talía, yo prefiero la de Perrault xD La de Disney y los hermanos Grimm me parecen aburridas jaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me gustan mucho estas entradas. Yo me sigo quedando con la versión de Disney pero me resulta curioso los datos que das de las otras versiones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaaaa!

    Yo tampoco sabía que había una versión italiana, tendré que leerla, jajajaja.
    Por cierto, yo tenía un libro de cuentos originales en los que el príncipe, en lugar de despertar a Aurora con un beso, la violaba dormida y ella despertaba con mellizos. Ah, y el príncipe estaba casado, jajajaja. Creo que prefiero esta versión xD

    ¡Un saludilllo, me quedo por aquí! :P Vendo amor, felicidad y sangre en este blog literario -> http://panemcircensesetlitterae.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Tengo que admitir que no he visto muchas de las películas Disney porque desde pequeña me han parecido todas iguales; una prota inocente, una bruja mala y el príncipe que la salva :/
    Aunque si me tengo que quedar con una seria Aladín.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Hola María!
    Vaya, me has impresionado bastante, yo también me quedo con la versión de Charles Perrault. Disney nos hace soñar con ser princesas, pero a veces deberíamos pararnos a analizar la verdadera historia... Es extraño el cambio pero me encantan este tipo de entradas, es muy interesante!

    Besos ^^

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar!
Me encanta saber la opinión de todos. Siempre leo todos y contesto y los devuelvo^^
No hagas spam y si lo haces con disimulo, al menos tómate la molestia de leer la entrada y dejar un comentario constructivo al respecto junto al enlace de tu blog.
¡Vamos, cuéntame que opinas tú!

¡Gracias por vuestros comentarios!
¡Besos! ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... The Hunger Games Mockingjay Pin